Get Into the Loop

Cómo Vivir con Lupus

¿Qué causa el lupus?
Los investigadores están buscando las pistas de este misterio. Probablemente, el lupus se desarrolla cuando una persona hereda ciertos genes de sus padres, y luego factores en el medio ambiente, tales como una infección causada por un virus, estar expuesto a la luz solar, la tensión excesiva, o los niveles hormonales elevados provocan la enfermedad. El lupus no es infeccioso, lo que significa que una persona no puede "contraer" lupus de otra persona.

¿A quién le da lupus?
Aunque el lupus puede desarrollarse en hombres y mujeres, es mucho más común en las mujeres. La mayoría de ellas cogen la enfermedad durante sus años reproductivos. Una persona de color (afro americana) es tres veces más propensa a tener la enfermedad que un individuo de la raza blanca, y también tiene más probabilidades que la enfermedad sea severa. Otros grupos que sufren de lupus más frecuentemente son las mujeres asio americanas, latinas/hispanas, y nativo americanas.

¿Cómo se diagnostica el lupus?
Muchas personas sufren de lupus por meses o años sin un diagnóstico. No solo los síntomas del lupus tienden a ir y venir y a menudo se parecen a los de otras enfermedades, si no que en estos momentos no hay una sola prueba que compruebe que una persona tiene lupus. Para hacer un diagnóstico, un doctor necesita preguntar preguntas detalladas sobre el historial medico, hacer un cuidadoso examen físico, y recoger sangre y orina para tener una idea del nivel de inflamación en el cuerpo, y de cómo el sistema inmune está funcionando.

¿Qué se puede hacer para tratar el lupus?
No hay cura para el lupus, y todas las personas tienen una experiencia diferente con la enfermedad. Pero un diagnóstico temprano y el tratamiento correcto pueden ayudar a disminuir el dolor y otros síntomas, y reducir el riesgo de que se dañen los órganos o tejidos. Los tratamientos que se dan son basados en el nivel de actividad y que tan extenso está el lupus—esto es el por qué es tan importante examinarse regularmente para detectar cambios en la sangre y orina que pueden señalar una recaída. Los tratamientos incluyen medicinas, estrategias para aliviar la tensión, una dieta saludable, el descanso físico y emocional, la psicoterapia, y evitar (o protección contra) la luz directa del sol. Algunos de estos métodos pueden hacer una gran diferencia en cómo una persona con lupus se siente día a día.

¿Qué medicinas son usadas para tratar el lupus?
Muchas personas con lupus en algún momento toman corticoesteroides por receta, medicamentos antimaláricos, u otras medicinas que disminuyen el ataque del sistema inmune contra sí mismo. Estos poderosos medicamentos verdaderamente pueden mejorar el lupus y hasta proteger los órganos durante una recaída, pero también tienen efectos secundarios desagradables. Muchas personas también toman medicamentos no esteroides antiinflamatorios (conocidos en inglés como NSAIDs) sin receta y acetaminofeno, los que pueden hacer una gran diferencia en disminuir la rigidez, el dolor en las articulaciones, y otros malestares.

¿Cuales son las perspectivas para las personas con lupus?
No hay una cura todavía, pero cada año los investigadores tienen un mejor entendimiento sobre el lupus y se acercan más a descubrir tratamientos menos tóxicos y más específicos. En 1955, solo se esperaba que el 50 por ciento de las personas diagnosticadas con lupus vivieran más de cuatro años. Hoy, la mayoría de las personas con lupus pueden esperar gozar de una vida normal.

Revisado: Gary Zagon, M.D.
Primavera 2006

apoye a principal